SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

%title

MASAJE REMONTER, MÁS QUE UN LIFTING NATURAL

Por Nueva Estética

Esta técnica con sello propio es mucho más que un masaje lifting. podría definirse como una terapia neurosensorial. Mediante sus maniobras se consigue actuar sobre la estructura interna del rostro, incidiendo sobre el sistema nervioso central. De esta manera no solo se obtienen importantes efectos estéticos sino que también se desencadenan un sinfín de propiedades terapéuticas. SANDRA MANZANO JAUMANDREU. Directora Centro Ánima y Facialista 

 



El Masaje Remonter es un claro ejemplo del gran poder que tienen las manos al deslizarse sabiamente sobre el rostro. Gracias a una serie de orquestadas maniobras, la profesional puede conseguir que las facciones se levanten y los rasgos se relajen, aportando al óvalo la definición perdida. ¿El resultado? Los pómulos se alzan y se marcan más, las cejas recobran mayor altura y se abren y la piel se muestra más hidratada y luminosa. Para conseguirlo, esta técnica combina movimientos inspirados en distintas terapias manuales y técnicas orientales cuyo objetivo principal es ralentizar los signos visibles del envejecimiento. En realidad, el Masaje Remonter podría definirse como una terapia neurosensorial, mediante la cual se puede trabajar la compleja red interna del rostro e incidir en el sistema nervioso central, ejerciendo una acción bastante similar a la acupuntura china. Por lo que esta metodología resulta ideal para mitigar cefaleas, problemas de bruxismo, sinusitis, estrés, cervicalguias e insomnio. 
 
Entra en la Revista de Mayo 2020 para leer el artículo completo. Haz clic aquí.