SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

NUEVO LÁSER PARA BORRAR EL CÓDIGO DE BARRAS

Por Nueva Estética
Se trata de un láser fraccional de CO2 que permite un control preciso de la densidad y profundidad del pulso, su duración y pico de energía. Esta mejora tecnológica hace posible eliminar eficazmente las arrugas peribucales y acortar el tiempo de recuperación, porque el proceso de reepitelización de la piel se completa más rápido. La emisión de la energía láser se combina con radiofrecuencia, que impulsa la reestructuración cutánea, sin producir daño térmico. 
 


El código de barras es el conjunto de arrugas perpendiculares a los labios, que suelen evolucionar en surcos marcados, y que desdibujan el perfil de la boca
Su aparición está provocada principalmente por la actividad del músculo orbicular, que se mueve al hablar, comer, fumar, besar… y cuyas repetidas contracciones provocan alteraciones, primero en la dermis, y después en la epidermis. Por su parte, el paso del tiempo contribuye a acentuar el código de barras, por lo cambios que se dan en la estructura ósea facial y en el espesor de la dermis. 
Existen diferentes tratamientos médico-estéticos para eliminar las arrugas alrededor de los labios. Si son entre leves y moderadas, podemos recurrir al blanching, una técnica específica de infiltración de ácido hialurónico para rellenar las arrugas finas o incipientes del labio superior, o bien el peeling químico de TCA o fenol, según el caso.
Por lo que respecta a la corrección de las arrugas peribucales de grado medio o avanzado el resurfacing mediante láser de CO2 es la terapia más eficaz, ya que renueva por completo el tejido tratado. El único inconveniente es que la reepitelización puede alargarse en el tiempo y con ello el tiempo de recuperación. El nuevo láser, que ya están usando en la Unidad de Estética Facial de Instituto Médico Láser, supera este handicap, y con nota. Este CO2 fraccionado consigue igualar el relieve cutáneo y realzar de manera natural el perfil de los labios, sumando las siguientes ventajas: 
• La fotoenergía incide tanto en la epidermis como la dermis superficial, por lo que impulsa una renovación integral de la piel.
• Produce una ablación parcial de la epidermis, gracias al sistema fraccional que emite la energía en microcolumnas de coagulación, dejando tejido indemne entre ellas.
• La combinación del láser con la radiofrecuencia a 30w promueve la formación de nuevo colágeno en los estratos profundos, sin daño térmico.
• El equipo permite personalizar cada tratamiento, en función del grado de las arrugas y del espesor dérmico.
• El tratamiento requiere sólo una sesión.